domingo, 29 de abril de 2018

Oración a San Rafael Arcángel para la sanación

Oración a San Rafael Arcángel

Ten piedad Señor de los que están sin fuerza, 
devuelves la salud y quedaran sanos.
Has efectivos los tratamientos médicos.
Líbrales de los efectos secundarios de la medicina 
y has que lo que la medicina no puede hacer.
Realiza un milagro de tu amor y concédeles la salud del cuerpo, la paz en el alma, para que libres de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, puedan servirte mejor a ti y a nuestros hermanos.
Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.



Oracion de sanacion para curar enfermedades y problemas de salud


Una oración para sanar a los enfermos

Padre Dios Todopoderoso, fuente de la salud y del consuelo, que has dicho “Yo soy el que te da la salud”.
Acudimos a ti en este momento en el que por la enfermedad experimentamos la fragilidad de nuestros cuerpos.
Ten piedad Señor de los que están sin fuerza, devuelves la salud y quedaran sanos.
Has efectivos los tratamientos médicos.
Líbrales de los efectos secundarios de la medicina y has que lo que la medicina no puede hacer.
Realiza un milagro de tu amor y concédeles la salud del cuerpo, la paz en el alma, para que libres de toda enfermedad y recobradas las fuerzas, puedan servirte mejor a ti y a nuestros hermanos.
Lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, con la Virgen María nuestra madre, orando en la fuerza del Espíritu Santo, a ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.




ORACION A LA VIRGEN DEL CARMEN EN LOS CASOS DIFICILES.




ORACION PARA TIEMPOS DIFÍCILES

"Tengo mil dificultades: 
ayúdame.
De los enemigos del alma:
 sálvame.
En mis desaciertos: 
ilumíname.
En mis dudas y penas: 
confórtame.
En mis enfermedades: 
fortaléceme.
Cuando me desprecien: 
anímame.
En las tentaciones: 
defiéndeme.
En horas difíciles:
 consuélame.
Con tu corazón maternal:
 ámame.
Con tu inmenso poder: 
protégeme.
Y en tus brazos al expirar:
 recíbeme.
Virgen del Carmen, ruega por nosotros.
Amén."